Seguir por Email

jueves, 10 de diciembre de 2015

Un paso más.

Poco a poco, dejándo atrás las creencias, los dualismos, los prejuicios, olvidando todo lo aprendido, se va configurando un estado que va un paso más en cuanto a nivel de consciencia, y porqué no, de espiritualidad si se quiere ver así.

Después de haber pasado por varios ciclos, todos con sus características propias, es decir, caídas, (algunas muy fuertes), estados intermedios de meditación interior, (algunos muy profundos), y alzamientos (no de bienes), y de haberlos superado todos, llega un momento en el cual se deja de buscar para pasar a encontrar.

¿Encontrar qué?...pues lo que venga, ya que hay confianza plena en la vida, o en la energía, o cual sea que se le de por nombre.....

Basta ya de dioses, basta ya de religiones, de la nueva era, de extraterrestres, de sincronismos, de pecados, de culpas, de miedos, de ritos..........., dejemos todo eso atras. Hagamos un alto en nuestro camino, por un tiempo, disfrutando de no hacer nada, de no tener deberes, obligaciones, "teneres que", "haberes que".

Si, por supuesto, lo normal es que tengamos que trabajar para sustentarnos, pero si lo hacemos con amor, dándolo todo, dejando que fluya la energía a través nuestro y que cada cosa que hagamos sea una creación maravillosa, una obra de arte, una exteriorización del amor puro que somos, entonces poco a poco, las cosas irán encajando, todo se manifestará como debe, seremos la mejor versión de nosotros mismos, si podemos ser uno con nuestro "yo expandido", con nuestro "super ser" algo maravilloso ocurre, todas las dimensiones de nuestro ser confluyen, la sabiduría universal nos invade, no hay preguntas, ya que no son necesarias, las respuestas las tenemos en lo más profundo de nuestro ser por si las necesitamos....y el tiempo, que es tan relativo (y una referencia para esta vida, ya que no existe realmente), llega a desaparecer, y en un instante hemos terminado dicho trabajo, y no nos hemos dado cuenta, y sin embargo han pasado horas.

En este estado de cosas, nos apercibimos de que todo esto es un teatro, antes lo podríamos intuir, ahora lo sabemos con absoluta certeza. Todos representamos la obra, cada uno su papel.....hasta que elijamos quitarnos la máscara y darnos cuenta, si queremos claro.

La energía está presente siempre, en todos los niveles y dimensiones, y nos hace caso. Si elegimos no tener miedo, dejarnos llevar, sin restricciones, sin límites, viviendo la vida al máximo en cada instante, pisando el acelerador al máximo a ver que ocurre, ir a ciegas, si podemos hacer algo así sin ningún desenfreno, entonces la energía nos colmará con todo lo que necesitemos. Ojo, no quiero decir vivir estresados, sino lo contrario, muy tranquilamente, pero quitando el freno, ese freno que nos llena de "¿y si pasa esto?".....confianza en la vida, nada más,..... y nada menos. 

Somos dioses por decir algo (a quien le parezca una herejía, que siga buscando), merecemos todo lo mejor, si, porqué no, vivir miserablemente no entra en lo que debería de ser la vida, hagamos que sea lo mejor posible.

¡¡Despertemos por fin!!