Seguir por Email

lunes, 30 de junio de 2014

Es necesario comer? 2 de 3

Después de dos semanas y siete kilos y medio menos de peso, esto es un extracto de lo más destacado. Cuidado, perder peso es una consecuencia directa, nunca un objetivo. Esto no es una dieta, si no una forma de vivir.

Día 8 (23-06): en el texto anterior.

Día 9 (24-06): agua con limón como único sustento. Delicioso. He intentado comerme una cereza para probar, y me ha caído fuerte, mi estómago se queja. Por lo demás muy bien

Día 10 (25-06): mi mente vuela. Me doy cuenta de más cosas, veo mejor y me molesta mucho más el ruido ambiente de la ciudad.

Día 11 (26-06): respiraciones profundas. Siento renacer la vida dentro de mi.
Me acuerdo de pequeños detalles de diario que de normal se me olvidan.

Día 12 (27-06): la costumbre es muy fuerte, he estado a punto de coger unos frutos secos.....

Día 13 (28-06): por la noche entre la sed y el calor me he hecho con un trocito de sandía, y la verdad, me ha revuelto las tripas....

Día 14 (29-06): que alivio no tener que estar a pleno sol haciendo cola en la casa de comidas para llevar...¡uff!

A mi cuerpo le cuesta tomar algo que no sea agua o agua con limón, o zumo natural recien exprimido. Apenas me entra un vaso. Creo que mi cuerpo está autoregulando el nivel de líquidos. Se me ha ocurrido probar un trago de Nestea, y vaya mal sabor me ha dejado, además de la lengua estropajosa. Que llevará!!!. Con un trago de agua con limón se ha ido, que bien!

En general me siento muy bien, hay momentos que no me creo lo que estoy haciendo, pero pensando un poco, me doy cuenta de una cosa. Me he pasado media vida con sobrepeso. Seguramente hace años que cualquier comida me produce ese efecto ya que a la vista de los resultados parece ser innecesaria.

Mientras conduzco, escuchando el tema "la fille de Pekin", se me han saltado las lágrimas. Estoy más sensible de lo normal. Mi verdadero ser está asomando. En verdad somos algo grande y nos lo perdemos por la cantidad de distracciones diarias que tenemos.