Seguir por Email

lunes, 30 de junio de 2014

Es necesario comer? 2 de 3

Después de dos semanas y siete kilos y medio menos de peso, esto es un extracto de lo más destacado. Cuidado, perder peso es una consecuencia directa, nunca un objetivo. Esto no es una dieta, si no una forma de vivir.

Día 8 (23-06): en el texto anterior.

Día 9 (24-06): agua con limón como único sustento. Delicioso. He intentado comerme una cereza para probar, y me ha caído fuerte, mi estómago se queja. Por lo demás muy bien

Día 10 (25-06): mi mente vuela. Me doy cuenta de más cosas, veo mejor y me molesta mucho más el ruido ambiente de la ciudad.

Día 11 (26-06): respiraciones profundas. Siento renacer la vida dentro de mi.
Me acuerdo de pequeños detalles de diario que de normal se me olvidan.

Día 12 (27-06): la costumbre es muy fuerte, he estado a punto de coger unos frutos secos.....

Día 13 (28-06): por la noche entre la sed y el calor me he hecho con un trocito de sandía, y la verdad, me ha revuelto las tripas....

Día 14 (29-06): que alivio no tener que estar a pleno sol haciendo cola en la casa de comidas para llevar...¡uff!

A mi cuerpo le cuesta tomar algo que no sea agua o agua con limón, o zumo natural recien exprimido. Apenas me entra un vaso. Creo que mi cuerpo está autoregulando el nivel de líquidos. Se me ha ocurrido probar un trago de Nestea, y vaya mal sabor me ha dejado, además de la lengua estropajosa. Que llevará!!!. Con un trago de agua con limón se ha ido, que bien!

En general me siento muy bien, hay momentos que no me creo lo que estoy haciendo, pero pensando un poco, me doy cuenta de una cosa. Me he pasado media vida con sobrepeso. Seguramente hace años que cualquier comida me produce ese efecto ya que a la vista de los resultados parece ser innecesaria.

Mientras conduzco, escuchando el tema "la fille de Pekin", se me han saltado las lágrimas. Estoy más sensible de lo normal. Mi verdadero ser está asomando. En verdad somos algo grande y nos lo perdemos por la cantidad de distracciones diarias que tenemos.

viernes, 27 de junio de 2014

¿Es necesario comer? 1 de 3

Una de las mayores estafas de la vida es la comida y todo lo que alrededor de ella gira.
Veamos las causas (solo es mi propia experiencia).
Según tablas y cálculos, nuestro cuerpo necesita más de 20.000 kilocalorías cada día para existir. ¿De dónde salen estas cifras?:

Bueno, pensemos un momento que según la física, para elevar un grado centígrado la temperatura de 1 gramo de agua, hace falta una caloría. También hay que tener en cuenta que para que se mantenga ese grado durante 24 horas, hacen falta más calorías a lo largo de esas horas.

Una persona de 80Kg (80.000 gramos) necesitará entonces como mínimo solo para vivir y mantener su cuerpo a 37 grados: 80x37=2.960 Kcal. A eso hay que añadir que el cerebro solito consume un 40% más de energía, eso son 1.180 Kcal más, es decir que por ahora llevamos 4.144 Kcal. Pero tenemos 24 horas por delante, y hay que mantener la temperatura corporal, y nos movemos, y etc., etc.,. Por lo tanto, según tablas de alimentación pránica, salen 12.000 Kcal, más 8.000 Kcal que necesita el cerebro, todo eso cada día, como mínimo.

¿Cómo es entonces posible que nos vendan lo de las 2.500 Kcal al día?...... Eso es una minucia, es decir, que parece una especie de resto de lo que realmente consumimos a través del Prana que absorbemos a cada momento, y del cual unas personas son conscientes y otras no. Por culpa de eso somos esclavos que no hacemos más que trabajar cada día, casi toda una vida, para ganarnos un sustento que en realidad no necesitamos.

De paso mantenemos un nivel de "vida" de lo más antinatural y tóxico. Lo de antinatural es por toda la “vida moderna” que creemos llevar. Lo de tóxico es por la alimentación totalmente desequilibrada y basada en comer animales muertos. Si no, ¿cómo es posible que apenas puedas comer cuando sales fuera (si eres vegano)?, es decir pides una ensalada, teóricamente vegetal, y va y le ponen atún, y a lo peor huevo cocido….o un sándwich vegetal con atún y jamón york…..vamos, que no te libras de la carne ni de coña. Otra cosa es que la gente considera que el pescado no es carne, que pasa, que los seres vivos del mar no cuentan, ¿No?
¿Eso qué significa?, ¿Es que acaso hasta la más transparente medusa no necesita carne para poder existir y moverse?, ¿Y el pollo no es carne tampoco?, ¿Sólo es pollo?, encima los vegetarianos comen pescado también, cosa que no critico, pero es algo muy hipócrita, ¿O no?

No voy a decir mucho acerca de la carne o el “pescado”, solo esto:

Pensemos que la carne lleva un montón de hormonas para que crezca más rápido, y en más cantidad. Además está alimentada con piensos fumigados con sustancias nocivas, piensos que están manipulados genéticamente. Y el pescado cada día contiene más cantidad de metales pesados, porque el mar y los ríos cada día están más contaminados.

Luego está toda la controversia acerca de los alimentos manipulados genéticamente, los GMO en inglés, u OGM (Organismos Genéticamente Modificados) que se ha demostrado desde hace tiempo que causan intoxicación y hasta la muerte, pasando por enfermedades varias. Todo para poder comer más y más cada vez, mientras además 1/3 de la población mundial se muere de hambre y encima se tira mucha comida.
También tenemos los etiquetados mal hechos de forma intencionada, para que creamos que consumimos algo natural y sano y nos quedemos tranquilos, o nos ponen menos cantidades de grasas y azúcares de las que son en realidad. Luego está toda la industria “BIO, o ECO”, que además de ser carísima, encima es que muchas de las marcas no hacen nada ni BIO ni ECO, solo dicen que no llevan conservantes y esas cosas, y la realidad es que cuando lees luego la etiqueta, no llevan más que los famosos “E3xx, E4xx”, etc. todo una mentira para sacar el dinero a la gente, y para que estén tranquilos todos pensando que comen de forma saludable.

Luego se encuentra la industria de la conservación de alimentos, y de envasados. Los plásticos que emplean son cancerígenos en muchos de los casos, y muy tóxicos en general. Lo mismo pasa con el aluminio. Si no está bien pulido desprende partículas que degeneran el cerebro. Cada día hay más casos de Alzheimer, y además a más temprana edad. Por eso en el papel de aluminio para envolver hay que poner la comida en el lado que brilla que es el que está tratado. De hecho habría que usar envases de vidrio o cristal, son lo mejor, y además no alteran el sabor.

Luego está la industria de la limpieza bucal, otra gran estafa. ¿Cuáles son los beneficios del flúor?: Ninguno, ni limpia, ni blanquea, eso sí, de la tabla periódica es el elemento más radioactivo, ¿ y eso es lo que usamos para limpiarnos la boca?. Demostrado su efecto cancerígeno en la comunidad científica, pero ha sido acallado por los medios comprados.
De todas formas, en la web hay sitios dónde dicen la manera de fabricar pasta de dientes de forma casera y con ingredientes naturales.

Resumiendo, harto de toda esta patraña y de tener que estar vigilando cada cosa que como, ya que al final resulta agotador, y después de cenar más de la cuenta el fin de semana, mi cuerpo me dijo “basta ya de comer”.

El día 16 de Junio de 2014 comencé mi aventura con el Respiracionismo o Inedia, a pesar de la negativa de la gente de mi alrededor.

¿Qué es?, pues básicamente dejar de comer, porque al fin y al cabo, la vida vegetal es vida y también nos la comemos. Otra cosa es un fruto que nos ofrece la naturaleza, para disfrutar o saciar la sed o lo que sea. Pero la alimentación principal nuestro organismo la realiza a través del Prana.

Por cierto, para hacer esto hay que creer firmemente que se puede y que es así, y tener el pleno convencimiento interno y espiritual. Además es necesario haber terminado el desarrollo físico, es decir tener una cierta edad, como por ej. 21-22 años en adelante. No vale estar enferm@, o embarazada, etc.........

Ah, y otra cosa: ¡Qué cantidad de tiempo libre! Al no tener que comprar, cocinar, limpiar, ir al baño, etc. En verdad somos esclavos de la comida.

A continuación describo lo más destacado de cada día, para quien esté interesado/a:

Día 1 (16-06): Siento el peso del vacío. Acidez a ratos (normal), pero todo ok.

Día 2 (17-06): Ok. De vez en cuando me asaltan pensamientos. Culpa de toda una vida comiendo, basada en lo que nos han dicho siempre.

Día 3 (18-06): Crítico, hago respiraciones. Hoy me está costando. Tentaciones, muchas tentaciones. Esta noche he soñado con comida y me he despertado muy mal, con la conciencia intranquila.

Día 4 (19-06): Algo de mareo de vez en cuando. Comienzo a pensar con claridad. Debe de ser la desintoxicación, que comienza a hacer efecto.

Día 5 (20-06): Mi mente rechaza cualquier cosa relacionada con la comida. De hecho, mi cuerpo no desea comer. Siesta de 2 horas, que bien me ha venido.

Día 6 (21-06): No entiendo cómo me encuentro tan libre y alegre después de 6 días sin comer nada. A ratos me vienen ráfagas de euforia. No me lo creo, es algo fantástico poder comprobar en uno mismo el resultado.

Día 7 (22-06): los ratos libres que tengo los paso durmiendo. ¿Cansancio general hasta que me acostumbre del todo?, creo que trabajo mucho, no sé.
Mi mente ha comenzado a liberarse y produce unas bellísimas imágenes abstractas al compás de la música que estoy ahora mismo escuchando.

Día 8 (23-06): Pasada la primera semana, vamos con la segunda. Las tres primeras son las críticas, sobre todo los primeros días. Después de 21 días, el cuerpo se ha de habituar a no comer nada en absoluto, a no ser que te pida una cereza, o un cuadrito de chocolate, o alguna minucia para alejar al fantasma del hambre. Después de haber estado toda una vida comiendo es normal, esto no se hace al instante, hay que madurarlo. A todo esto, beber agua, o alguna infusión sin endulzar, o algo muy suave no hay problema en hacerlo. El método original establece que la primera semana nada de nada, ni agua, pero trabajando es imposible. Además el cuerpo y la mente me piden beber algo alguna vez para mantenerme.

Añadido:

Todavía hay poca gente que medite, o contacte con la naturaleza, o re-conecte con su ser superior y divino.
Todo porque estamos distraídos por trabajar, y de paso comprar y comprar y comprar y al final entretenernos con la tecnología y con las cosas que se nos hace creer que suceden, en lugar de despertar de éste extraño sueño que es la vida y profundizar en nuestro propio universo interior. Cada persona no es un mundo, si no un universo lleno de vida, de luz y de amor, de hecho, nuestro cerebro ya es todo un universo. Si nos lo proponemos podemos hacer lo que queramos.
Está claro que cada ser tiene su camino y su ritmo para llegar al destino que previamente a nacer ha pactado con los seres que en ésta reencarnación conocerá, tanto familia, como amigos y enemigos (éstos últimos siendo los que más nos enseñan, aunque cueste creerlo).

Así que finalizando, por mucho que nos metamos en las redes sociales y pongamos mensajes bonitos y profundos, y le demos al me gusta o lo compartamos, lo primero de todo es interiorizar y comenzar a conocernos realmente por dentro, y dejarnos de tantas distracciones y malas noticias y cosas que no sirven para nada en realidad.

Somos seres de luz, y somos increíbles. No lo olvidemos nunca.