Seguir por Email

sábado, 28 de diciembre de 2013

Chemtrails y más

Los famosos chemtrails en realidad, ¿cuál es su objetivo?

Bueno, este tema es muy controvertido, pero se puede resumir de la siguiente manera:

Digamos que las fumigaciones masivas que se producen desde hace bastante tiempo en nuestro cielo, sobre todo cuando viene el fin de semana o días de fiesta, tienen como objetivo primario el de producir una capa atmosférica de contención para que no llegue al planeta la energía vibracional de alta frecuencia desde el espacio exterior, la cual posibilita la aceleración para que la humanidad pueda despertar en masa.

Todas las teorías que dicen que son venenos químicos y demás tienen razón, pero esto es un efecto secundario, cuyo propósito es más bien hacer que la humanidad tenga predisposición a no hacer nada, es decir, que se nuble la razón y que la mente no tenga ganas de reaccionar. De esta manera, somos muy manejables e influenciables por los medios de comunicación, y por las élites que nos gobiernan desde las sombras, y obedeceremos sin darnos ni cuenta.

Lo que no saben los seres que trabajan desde, por y para la sombra, es que es inevitable nuestro despertar colectivo, y que además está sucediendo a gran velocidad. Bueno, pensándolo mejor si que lo saben, por eso es tan descarado lo que hacen, porque saben que se les agota el tiempo de reinado desde las sombras, sobre todo en estos días tan señalados de fiestas, en los cuales la alegría general es lo normal.

Así que en resumen, mantengamos todos una actitud positiva, practiquemos la vida cada día desde el amor, la compasión, el ser, de esta manera lograremos seguir aumentando la frecuencia vibratoria del planeta, de la humanidad, y por mucho que nos quieran hacer, no van a lograr nada, somos seres de luz, somos amor.

"Dios es yo, y yo soy Dios en la medida en que ceso de ser yo".


martes, 10 de diciembre de 2013

Lo material

El dinero. El codiciado y deseado dinero. Es uno de esos tipos de energía que en realidad tiende a ser negativa, de lo contrario todos seríamos felices y sin embargo aquí estamos, intentando conseguir más y más, ¿Y para qué?. Es verdad que puede ser útil, pero solamente en la medida en que nosotros dejamos que no nos invada o simplemente que pase a través nuestro.

Siendo una energía, debemos de aprender a canalizarla y usarla en favor de todos, no solamente con nosotros mismos. Dar, ofrecer a los demás es tan gratificante, y sin embargo, que poco se practica. Y no estamos hablando de las ONGs ni nada por el estilo, que a saber a dónde van a parar todos esos recursos, de lo contrario, el hambre mundial habría desaparecido hace mucho tiempo.

Ofrecer nuestro amor incondicional a los de nuestro alrededor, nuestra ayuda, nuestra alegría, nuestra energía, es algo de muy alta frecuencia vibracional, y hace que poco a poco éste mundo sea mejor, ya que la luz puede ir llenando a la humanidad, y además, en la oscuridad, en cuanto hay algo de luz, de repente una parte muy grande de ella desaparece, y todo es mejor.

Nuestro Sol, fuente de vida

Hay una técnica muy antigua, la cual consiste en mirar al sol (sungazing), y cuyos beneficios son muchos, desde estar más centrados en la vida, en la energía, hasta necesitar comer bastante menos, ya que la fuerza del sol, la luz, la pureza nos dota de una parte o casi toda la energía que necesitamos para cada día.

Eso sí, hay que hacerlo con mucho cuidado, es decir, en los dos horarios permitidos para cada día, que son: la primera hora nada más salir el primer rayo del sol al amanecer, o la hora de antes de que el último rayo de sol desaparezca en el ocaso. En estas horas es cuando la intensidad solar es tolerable para los ojos.

Hay una web que indica perfectamente estos horarios: www.gaisma.com

Se comienza el primer día con 10 segundos, y se van añadiendo 10 segundos más cada día, hasta llegar a estar 45 minutos mirando al sol. Todo ello en un período de un año, aunque en realidad son 270 días, pero como habrá alguno de ellos que no se pueda, debido al tiempo o que simplemente no se ha podido, pues no pasa nada. Pero no ha de ser regular, si no que cuando se pueda hacer. Esta técnica puede ayudarnos de manera sobrecogedora. En un momento dado, cuando se llega a hacer durante algunos minutos, se puede sentir la vida, la energía pura, el amor incondicional de la creación, es algo indescriptible. Eso sí, se ha de creer firmemente en lo que se hace, y hay que concentrarse en la energía recibida, o en el amor, o en pensamientos que eleven nuestra frecuencia de vibración.

lunes, 9 de diciembre de 2013

"ser" humano

¿Que significa "ser" humano?


Somos todos seres de luz, seres divinos, seres cósmicos, herencia directa de la fuente primaria, de la fuente de amor puro, de la consciencia que nos creó.

Estamos aquí por voluntad propia, para experimentar en ésta vida carnal aquello que no nos es posible hacer siendo seres de luz pura, con nuestras memorias borradas de forma deliberada para que no podamos recordar nuestro increíble y verdadero origen, ya que de ésta manera todo sería demasiado fácil.

Tenemos el poder de cambiar las cosas a nuestro alrededor, usando nuestra voluntad con un sentimiento sincero de amor y compasión. En esto se centra nuestro presente inmediato, sucediendo conforme nos sentimos y conforme emana de nosotros nuestra energía. Para crear un mundo realmente avanzado espiritualmente, hemos de dejar de recibir información externa negativa, o al menos filtrarla, que hay mucha y muy corrupta (web, tv, radio, prensa, etc.) ya que de lo contrario nuestros miedos harán posible una realidad devastadora y un mundo caótico en donde pueda reinar la oscuridad y sus seres, sin la más mínima piedad e impedimento alguno.

Es una labor nada fácil, porque el hecho de ser, de existir, de estar tan alerta y vivo, tan consciente en todo momento, ya exige un nivel de concentración formidable, pero que sin embargo, cuando se alcanza no es tan difícil de mantener. Si todos nos esforzamos podemos lograrlo. En cada momento libre del día se puede intentar, se puede simplemente "ser". Mantener la mente libre de cualquier pensamiento, sentir la vida, sentir latir el corazón, sentir cada sonido, cada olor, existir nada más en ese preciso momento.

Tenemos muchas cosas que nos distraen de nuestro verdadero destino, de nuestra verdadera labor en ésta vida. Toda la tecnología que hemos creado (al final, ¿para qué sirve?) es fascinante, pero cuanto más interesante es algo, más se adentra en los dominios de la mente, y menos en el "ser". Observar con el "ser" es no observar, es ser uno, es ser presencia y consciencia total. Algo conceptuado por la mente está totalmente libre de vida. Por eso, como somos pura vida y puro amor, hemos de dejar a un lado a la pequeña mente pensante, al incesante parloteo dentro de nuestras cabezas y unirnos a nuestra conciencia, la cual es como un inmenso océano, comparado con la pequeña gota que es dicha mente pensante, por muy alto que sea su cociente de inteligencia, ya que al final, no deja de ser un estado de "inconsciencia", porque nos aparta de la realidad, y nos sumerge de lleno en la irrealidad.

Esta vida que creemos tan real en verdad no lo es, la vida verdadera está más allá de nuestra inquieta mente "racional". Está todo tan distorsionado, y estamos tan acostumbrados a ello, que no somos "conscientes". Y esa es la meta, ser "conscientes" y comenzar a vivir de verdad, con lo que en realidad importa, y no estar invadidos de tecnología, que al final lo único que consigue es hacer todo más difícil e innecesario, y mantenernos "encadenados" a unos objetos, que pensándolo bien, ¿para qué queremos tanto?, ¿necesitamos realmente todo lo que tenemos?......



Origenes estelares

Hay mucha gente que se dedica a estos temas tan profundos, yo no soy ni muchísimo menos el primero, ni el único, faltaría más.

El otro día (hace ya tiempo), leyendo un texto en internet, no pude evitar que se me hiciera un nudo en la garganta y me puse a llorar, porque me sentí realmente identificado y por unos segundos tuve un flash muy profundo, que fue una eternidad condensada en un instante, y me transportó a una vida pasada pero no humana, si no de origen estelar, de otra galaxia, y de repente entendí muchas cosas, y me sentí lleno de paz y alegría.

Súbitamente, tuve claro qué es lo que tengo que hacer en ésta vida. Y es inspirar a toda la gente que tengo a mi alrededor, difundir con amor mis sentimientos (no tengo miedo al ridículo, ni al qué dirán), mis experiencias, y de esta manera que puedan despertar más personas, y que poco a poco, este mundo, nuestro amado planeta tierra, vaya adquiriendo mayor frecuencia vibratoria, que todo se vuelva mejor, que entre todos logremos alcanzar la iluminación, y que podamos evolucionar a los seres de luz que realmente somos, que alcancemos nuestro destino de reunirnos con la consciencia creadora, al final de un viaje tan largo y tan lleno de experiencias, tanto malas como buenas, todas cuentan por igual. El amor que estoy sintiendo ahora mismo, mientras escribo éstas sencillas palabras, me llena de emoción, de calor, aun siendo invierno. Me proporciona ánimos para seguir adelante, porque todos, sin excepción, somos hermanos de luz.

Hemos de dejar a un lado nuestras diferencias, las cuales en realidad solo existen en nuestra confundida mente, porque la luz, toda la luz, todos nosotros, tenemos el mismo origen: la fuente primaria creadora, se llame como se quiera.