Seguir por Email

jueves, 10 de diciembre de 2015

Un paso más.

Poco a poco, dejándo atrás las creencias, los dualismos, los prejuicios, olvidando todo lo aprendido, se va configurando un estado que va un paso más en cuanto a nivel de consciencia, y porqué no, de espiritualidad si se quiere ver así.

Después de haber pasado por varios ciclos, todos con sus características propias, es decir, caídas, (algunas muy fuertes), estados intermedios de meditación interior, (algunos muy profundos), y alzamientos (no de bienes), y de haberlos superado todos, llega un momento en el cual se deja de buscar para pasar a encontrar.

¿Encontrar qué?...pues lo que venga, ya que hay confianza plena en la vida, o en la energía, o cual sea que se le de por nombre.....

Basta ya de dioses, basta ya de religiones, de la nueva era, de extraterrestres, de sincronismos, de pecados, de culpas, de miedos, de ritos..........., dejemos todo eso atras. Hagamos un alto en nuestro camino, por un tiempo, disfrutando de no hacer nada, de no tener deberes, obligaciones, "teneres que", "haberes que".

Si, por supuesto, lo normal es que tengamos que trabajar para sustentarnos, pero si lo hacemos con amor, dándolo todo, dejando que fluya la energía a través nuestro y que cada cosa que hagamos sea una creación maravillosa, una obra de arte, una exteriorización del amor puro que somos, entonces poco a poco, las cosas irán encajando, todo se manifestará como debe, seremos la mejor versión de nosotros mismos, si podemos ser uno con nuestro "yo expandido", con nuestro "super ser" algo maravilloso ocurre, todas las dimensiones de nuestro ser confluyen, la sabiduría universal nos invade, no hay preguntas, ya que no son necesarias, las respuestas las tenemos en lo más profundo de nuestro ser por si las necesitamos....y el tiempo, que es tan relativo (y una referencia para esta vida, ya que no existe realmente), llega a desaparecer, y en un instante hemos terminado dicho trabajo, y no nos hemos dado cuenta, y sin embargo han pasado horas.

En este estado de cosas, nos apercibimos de que todo esto es un teatro, antes lo podríamos intuir, ahora lo sabemos con absoluta certeza. Todos representamos la obra, cada uno su papel.....hasta que elijamos quitarnos la máscara y darnos cuenta, si queremos claro.

La energía está presente siempre, en todos los niveles y dimensiones, y nos hace caso. Si elegimos no tener miedo, dejarnos llevar, sin restricciones, sin límites, viviendo la vida al máximo en cada instante, pisando el acelerador al máximo a ver que ocurre, ir a ciegas, si podemos hacer algo así sin ningún desenfreno, entonces la energía nos colmará con todo lo que necesitemos. Ojo, no quiero decir vivir estresados, sino lo contrario, muy tranquilamente, pero quitando el freno, ese freno que nos llena de "¿y si pasa esto?".....confianza en la vida, nada más,..... y nada menos. 

Somos dioses por decir algo (a quien le parezca una herejía, que siga buscando), merecemos todo lo mejor, si, porqué no, vivir miserablemente no entra en lo que debería de ser la vida, hagamos que sea lo mejor posible.

¡¡Despertemos por fin!!

domingo, 28 de junio de 2015

Fluir

¿Qué es fluir?

Aceptación es una forma sencilla de definirlo. Pero ¿Qué implica realmente?.......No es darse por vencido, al contrario, es lo más valiente que se puede hacer, porque es admitir que lo imprevisto sucede y sonreír, es saber que todo tiene su motivo, aunque nuestra pequeña mente no tenga ni la más mínima idea de lo que en el conjunto del plan universal que hay en marcha significa eso.

Cuando se acepta de corazón, y la mente está en silencio, se produce el milagro de la aceptación, del fluir con todo. En esos momentos la paz nos inunda, porque todo pasa a un plano secundario, e incluso menos importante todavía. Solo existe el momento, el ahora, la paz interior, la alegría de ser y de vivir este sueño que es la vida.

Cuando no se acepta, siempre estamos “enfadados” con la vida, cosas del estilo ¿Por qué me pasa a mí esto?, o ¿Qué es lo que he hecho mal?....y así, suceden de forma interminable, preguntándonos por el sentido de las cosas y efectivamente cuando echamos la vista atrás y analizamos, nos damos cuenta de que realmente ha sido la mejor opción, porque aquella vez que quedamos con alguien y llegamos algo más tarde, si lo hubiéramos hecho a tiempo, hubiéramos tenido un accidente, o hubiera sucedido algo que no convenía, pero no lo sabíamos…..¿Cómo podríamos?, para eso precisamente estamos aquí, para recordar lo que somos…

Hay personas que creen que fluir es aceptar la parte “mala” de uno mismo….somos seres completos, ¿Cómo no vamos a aceptarnos?, no podría ser de otra manera, somos todo, lo bueno, lo malo, lo masculino, lo femenino, lo blanco, lo negro……..somos seres infinitos de energía pura de la más alta frecuencia de vibración, es decir, de amor puro.

Todo eso de lo bueno y de lo malo es otra de las desinformaciones de la “new age”, que solo sirve para confundir. Lo único que hemos de hacer es simplemente vivir de forma consciente cada momento, sin etiquetarlo, solo como observadores neutros, dejar que los pensamientos pasen de largo, poco a poco, hasta que al final no suceda más que el no pensar, entonces nuestro ser superior, nuestro verdadero “YO” tomará el control, y el “ego-yo” solamente lo hará cuando sea necesario usar la mente en las cosas de diario, y no todo el tiempo y fuera de control. Entonces sucederá el milagro del despertar consciencial, de la iluminación que no es tal, porque ya somos seres iluminados, solo que lo estamos impidiendo a cada momento.

jueves, 19 de febrero de 2015

Versión completa

Somos una versión "Demo" de nosotros mismos, una especie de edición "Lite", gratis...

Algunos buscan como hackearse (drogas, alcohol, experiencias extremas, etc...), otros como comprar la versión "Full", pero en verdad nada de eso hace falta. El número de serie va saliendo conforme cesamos en nuestro empeño en buscar.

Conforme la paz nos llena nos vamos completando, y un día nos damos cuenta de que la versión "Full" siempre ha estado operativa, pero éramos totalmente ciegos e ignorantes.

Siempre hemos sido luz pura, amor puro, porque al fin y al cabo eso que buscamos, paradójica-mente es lo que somos, todos sin excepción.

sábado, 3 de enero de 2015

Transformación

Con una iridiscente luz de transformación
Y con una melodía La luna mi ser inunda
El infinito en su quietud, solo siendo
Su divina esencia la expansión provoca
Pues la creación en nosotros se explaya
Amor en estado puro, sacudida universal

Sondas astrales, experimentadoras de vida
Ramificaciones divinas, con una gracia añadida
La memoria temporalmente borrada se halla
De lo contrario la colosal partida cósmica cesaría
Y los destinos no concurrirían, todo se sabría

Entretanto, qué solos nos creemos
Más equivocados no podemos estar
Hacer, hacer, hacer, nunca parar
El diminuto ego no nos deja disfrutar

La luz del sol, ese energético portal
Al máximo nuestras energías regenera
Aunque la humanidad en desarrollo aun está

Un día la bioalimentación concluirá
Con el corazón abierto, nuestra energía pura nos llenará

Nuestra misión cesará, al origen regresaremos


Luz, amor y consciencia

jueves, 27 de noviembre de 2014

Náufragos

Vivimos en esta vida cómo náufragos, esperando encontrar tierra. Algunos por el camino se han convertido en piratas, saqueando todo por su paso, otros son capitanes de grandes barcos de lujo, y la mayoría somos marineros. Entre estas tres categorías hay infinidad de clasificaciones intermedias. El caso es que no importa, lo que vengo a decir es que absolutamente todos nosotros estamos perdidos, pensando que esa vida de mar que llevamos es la única y es la real.

Pues craso error. Algunas personas se han dado cuenta del disfraz y del gran teatro que se ha montado, y se han quitado los ropajes, se han bajado del escenario, y son entes libres en principio.

Tras toda la puesta en escena de este teatro/sueño llamado vida, esta gran partida en la que todos sin excepción, minerales, vegetales y animales incluidos somos jugadores, se encuentra la verdad. Como saber cuál es esa verdad es la meta. Mientras tanto algunos de nosotros nos damos cuenta de cosas, o tenemos experiencias que trascienden este plano tridimensional, llámense experiencias energéticas o espirituales muy variadas, desde un sencillo viaje astral, hasta un profundo viaje en retrospectiva dónde te das cuenta de que provienes de otra galaxia, y tienes la certeza de que eres un ser infinito de luz y de amor.

En el medio de ese camino de descubrimiento interno, siempre, o al menos muchas veces, se pierde el norte y se comienza a leer infinidad de libros que versan acerca de teología (aunque nunca se haya sido creyente), filosofía, metafísica, etc., para darse cuenta tarde o temprano de que todo eso no lleva a ninguna parte, de que es un invento de la mente para satisfacer una curiosidad creada por otras mentes, creaciones en sí mismas basadas casi siempre en suposiciones, y desarrolladas a partir de éstas últimas, curiosidad la cual si no se percata uno del engaño, se acaba perdiendo la vida inmerso en ésta supuesta sabiduría que satisface al siempre temeroso ego, puede que aprendiendo mucho, pero al fin y al cabo, aprendiendo de lo que esas otras mentes han ideado en un momento de supuesta lucidez, y nunca entrando en el maravilloso universo interior que cada uno de nosotros atesoramos.

La duda surge después de ese conocimiento. ¿Es posible que una vez descubierto ese universo interior, ese amor incondicional por la vida, por la creación, por el creador (Luz, energía, mente universal, Dios, no importa el nombre que se le dé), pueda haber más?, es decir, ¿que hayamos pasado de estar dormidos, a despertar y levantarnos de la cama, para acto seguido darnos cuenta de que estamos despiertos y en movimiento fluido, pero que en realidad seguimos  estando encerrados en una habitación?

Después de pasar por varias fases, la primera de ellas puede ser el haber leído tantísima información, o desinformación en la red de redes, da igual, (El nuevo orden mundial, los chemtrails, los entes extraterrestres, los reptilianos, el engaño de los grandes maestros ascendidos, o el de los ángeles canalizadores, o del holograma Tierra, o que la Tierra es hueca, o el new age, y así hasta el infinito), en la que todo el mundo tiene algo que decir, en la que el 99% de lo que se dice no se comprueba, o no se experimenta, si no que se escribe o se “sabe” a partir de la experiencia, o peor aún, de las deducciones de otras personas, y encima a saber de dónde provienen originalmente, en la cual la segunda fase puede ser una depresión “de caballo” si se tiene la suficiente sensibilidad después de haber leído tantísima cosa inútil, luego puede venir la meditación y los viajes astrales, y otra fase puede ser el despertar o la iluminación, y después de todo esto, ¿es realmente lo único que hay?, ¿Es que acaso nos conformamos con la iluminación?, ¿es que deambular por esa habitación es el gran despertar consciencial?, ¿o es acaso una falsa iluminación?

Lo que está claro después de tanto tiempo haciendo “I+D interior”, es que hay capas y capas y capas que trascender, que afuera no hay nada que buscar en el caso de ser buscadores, o nada que encontrar en el caso de ser “encontradores”, ninguna información, ninguna persona, ningún gurú, nada hay en el exterior que pueda guiarnos hacia la verdad, la cual es de lejos mucho más profunda y de mucha más trascendencia de lo que nunca podamos llegar a imaginar con esa limitada mente orgánica que poseemos, y a la cual damos tanta importancia, porque en el fondo, el corazón, ese potente órgano capaz de emitir un campo electromagnético de 2 a 4 metros de diámetro, que al contrario que el cerebro que emite uno de tan solo 20cm, sabe la verdad, ya que ciertamente, lo que el corazón sabe, la mente no lo puede ni llegar a imaginar.

En ello estamos todos, unas personas lo saben, otras lo admiten, la gran mayoría no saben ni de lo que se les habla, y otras simplemente tienen tanto miedo a admitir en sus corazones la verdad, que la niegan y se enfadan llamando locos a los demás. Lo que está claro, o al menos parece claro, es que este juego llamado vida, esta colosal partida ha de terminar pronto, y parece que va por buen camino, aunque los corruptos y vendidos medios de comunicación se empecinen en decir lo contrario, aunque se empeñen en mantener a la gente inmersa en el miedo diario, constante, a cada minuto del día, anunciando el 1% de la realidad, es decir, las cosas desafortunadas que ocurren, porque el 99% restante, lo amoroso, no tiene audiencia, y además, viviríamos con más alegría, y eso no puede ser, por supuesto.


Distracción, la palabra clave. Todo está creado para distraernos de nuestra auténtica búsqueda interna. Nuestros sentidos están siendo constantemente bombardeados con exceso de información/desinformación, con frases hechas, que hacen que escuchemos de forma automática y pasemos de todo lo importante, dando por hecho otras cosas sin ninguna importancia, así el estrés del día a día acabará por derrotarnos si no nos  desconectamos a tiempo, convirtiéndonos en serviles borreguitos, lo suficientemente inteligentes y habiendo aprendido bastante como para hacer bien un trabajo determinado, pero no lo suficiente como para que nos demos cuenta de que hay más, mucho más, y así día tras día, va pasando la vida y repetimos, es decir, reencarnamos una y otra vez, cometiendo los mismos errores, o los mismos aciertos, pero estancándonos una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez……miles de vidas seguidas.

domingo, 19 de octubre de 2014

Encuentro en Valencia con Emilio Carrillo

El Sábado día 18 de octubre ha tenido lugar una charla acerca de los talentos y los dones que todos tenemos.

Los videos de internet suelen estar bien, pero la magia de vivir en directo la charla de una persona como Emilio Carrillo es algo indescriptible. Hubo varios momentos en los cuales estuve a punto de llorar de la emoción que estaba sintiendo, de lo hondo que estaban calando sus palabras en mi ser, de los breves instantes en los que sentia el universo en mí, al tiempo que me sentía parte de todo y de todos....puro amor divino.

Al margen del significado de la charla y de las palabras, había un trasfondo, como un gran campo de energía que flotaba por toda la sala (o al menos eso me pareció), y que en algunos momentos me hizo hasta temblar.

Algo inolvidable. Además, tuve la gran oportunidad de conocer a Emilio en persona, intercambiar aunque fueran algunas palabras, y darte las gracias por venir a Valencia. No insistí más, porque había más gente que quería saludarle o hablar, y porque hacía poco que había llegado de Gandía, e imaginé que quería descansar algo.

Gracias Emilio (hermano de luz) otra vez, gracias por existir, por mostrar tus dones, por compartir con la gente lo que sabes con amor, por abrirnos el corazón con las cosas que hemos olvidado. Gracias simplemente por ser.

Almabrazos, y espero volver a verte de nuevo, y poder tener tiempo de hablar tranquilamente, o de no hablar y sencillamente ser, o de lo que sea.

jueves, 18 de septiembre de 2014

El límite humano

¿Es real el límite humano?, o es algo que se nos dice constantemente para intentar convencernos de algo irreal?.....¿por eso nos bombardean con tantos anuncios ofreciéndonos todo tipo de complementos o suplementos para que aguantemos más?. Pues craso error señores, no nos hace falta.

Esta tarde, buscando un libro de ficción para abrir un poco más la mente a lo desconocido, he visto en la estantería del supermercado un libro que me ha sorprendido bastante por sus palabras en la portada, pero que al darle la vuelta y leer por detrás,  mi sorpresa se ha transformado en risa, alegría y certeza, y los pelos se me han puesto de punta. El que un ser humano sea capaz de realizar 7 Iron Mans durante 7 días seguidos demuestra que el límite a lo que podemos hacer está en nuestra cárcel mental, es decir en nuestra pequeña mente que todo cree que lo sabe, y sin embargo todo es pura ilusión. El libro, muy corto por cierto, es: Josef Ajram "no sé dónde está el límite, pero sí sé dónde no está".

Para quien no sepa qué demonios es un Iron Man lo explico: Consta de 3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie, todo esto seguido, durante un tiempo medio de unas 12 horas. El récord está en hacerlo en algo menos de 8h, una auténtica salvajada, pero que demuestra mucho de lo que somos capaces, si queremos.

En esos casos en los cuales una persona llega a realizar semejantes proezas, ni si quiera el cielo es el límite, de hecho ni existe. Solamente el que nos creamos nosotros mismos y el que nos crean los demás, con sus miedos proyectados en nosotros, intentando que vivamos nuestras vidas según sus opiniones y sus consejos. (No estamos aquí para cumplir las expectativas de nadie, por cierto. Y lo digo también por el respiracionismo que comencé en junio, que me está planteando graves problemas con la gente que me conoce, y que se piensa que estoy mal de la cabeza o enfermo, pero lo que no han hecho es experimentarlo por ellos mismos en su carne, y se atreven a decirle a uno cómo vivir, en fin, lo que hay que aguantar....).

Madonna dice algo durante uno de sus conciertos en la gira Confessions Tour, en unos segundos de descanso después de una canción, antes de comenzar la siguiente. "We can do everything", es decir, "podemos hacer todo". Cuando escuché eso hace unos años, me colmó de emoción, y mis ojos se llenaron de humedad. Ahí estaba esta mujer, con todas sus experiencias, viviendo la vida a tope (para unos mal y para otros bien), y diciendo justo algo que estoy seguro que resuena en mucha gente.

Somos unos seres tan grandiosos, de una magnitud inimaginable para la pobre mente humana, que si pudiéramos vernos realmente como somos, dejaríamos toda esta vida tan extraña, y simplemente disfrutaríamos del aquí y ahora.